Dos chefs, cuatro manos y seis platos. Es lo que resulta de intentar amalgamar dos talentos para cocinar un menú de seis tiempos. Desde ayer y hoy, comida y cena en el J&GGrill de St Regis. 

Una pareja que trabaja con producto de primera calidad, y que lo que busca es “enaltecer al producto con nuestras técnicas individuales de cocina”, diría en parte Roberto.

Lo interesante del encuentro, es degustar, para quien no lo haya hecho, la cocina del chef de Malva, con tres platos que además tiene en carta en su restaurante del Valle de Guadalupe. Además dejarse sorprender por la convivencia de Calderón, manifestada a través de los propios, dos de ellos, especialmente fantásticos, que además haría bien en insertar en carta.


ALCOCER

Alcocer -20Un Roberto Alcocer al que le viene bien la visita a México, y que además afronta cinco proyectos nuevos tanto en el Valle, como en Monterrey. Una cocina simple que, como dice, deja resaltar o sobresalir los mejores perfiles de un tuétano, por ejemplo, al que trabaja y entrega como créme brulée y le añade, a manera de toque de la zona, un erizo de mar.

Su robalo es jocoso, con una cama de betabel rostizado y un top de cherries perfectamente bien humectados por un puré de limón. Su postre refresca el paladar: es una nube de malva y yogurt que podrías degustar en un desierto para rescatarte del calor. Dulce, pero solamente lo necesario.


Menú serie chefs -19


CALDERON

Los chefsCalderón presenta un pastel de cangrejo sobradamente bien confeccionado, suspendido en un piso de aguacate y cítricos con toque, verdaderamente irracional. Sus costillas glaseadas con tono perfecto mantienen el ritmo del pescado de Alcocer y se deshacen con el toque del trinche. El postre, un biscochín acompañado de frutos rojos y helado de manzanilla. Tampoco muy dulce, tampoco demasiado opulento.

Los chefs en servicio

No somos muy afectos a las reuniones de chefs porque a veces las condiciones no permiten que destaque su cocina como suelen hacerlo ante sus fogones, pero nos parece que en este caso, las consecuencias superan lo esperado. El precio del menú degustación es muy razonable, aunque con maridaje la historia es otra.

La primera edición de las Chef Series fue un éxito y para las secuelas se tiene preparado el arribo de quizá dos de los más reconocidos cocineros de México, al momento: Francisco Ruano y Guillermo González. Será interesante el desarrollo.