encabezado HP negro

Son de Pedigree por el origen, la casta, la alcurnia, la raza… llámale como quieras… Se trata sólo de un juego de palabras. Todas provienen de chefs consumados. Las hay una más caras que otras, y las otras bien caras. Al final, sin importar el costo, que sí la materia prima, nadie se queda sin pedigree

**Esta no es una lista de popularidad y las burgers NO aparecen en orden de importancia.

pRIME HOUSE H P

El pedigree en Primehouse Steak & Seafood

Su tamaño es imponente. La carne, según el menú, pesa 450grs. (¿o será el peso de toda la Burger?) Viene con queso Jack y queso cheddar de Vermont, y tiene sus detalles entre los complementos de siempre. La acompañan unas papas sazonadas con parmesano y aceite de trufa.

Para morderla se necesita oficio. “Las fauces” no abren lo suficiente para asirla toda y cortarla. Entonces vas poco a poco y como que te desesperas. Si la carne está a tono, la hamburguesa entrega. Esta llegó un poco pasada y se secó, pero el sabor era impecable. También tienen mini burgers, en todo caso.

Altavista 67, San Angel

H P   paxias

La de PAXIA es una BOMBA

No se puede esperar que un restaurante mexicano contemporáneo como Paxia, entregue una hamburguesa. En su lugar, Daniel Ovadía presenta una Bomba, que en esencia es una burger de bigotes muy elevados, y un sabor delicioso. Y va así:

  • concha de pan dulce (de buen tamaño)
  • carne molida de short rib
  • reducción de tuétano
  • queso menonita
  • frijoles y chipotle

Y la presentamos dentro de nuestra colección de burgers de pedigree, porque es una propuesta extraordinaria, y de mucho pedigree.

Av. de la Paz 47, San Angel


H P   aNATOL bURGER

Anatol: la seducción se llama burger

Anatol es un restaurante que se ejercita dentro del Hotel Las Alcobas, y por lo tanto, ofrecer una buena hamburguesa, no solo es obligado, es vital.

Justin Ermini, su chef, ha distinguido su cocina por ofrecer platos finos, sencillos y suculentos. Su burger sin dudarlo ingresa en nuestra colección de pedigree, y quizá más que en otras ocasiones, éste  destaca.

El pan es hecho en casa y se sazona con una receta secreta, para arropar 200 gramos de carne black angus, con un contenido de grasa ideal. Lo que la distingue, además de todas sus calidades es el añadir un fantástico queso Idiazabal que la llena de contenido y lo importan de Río Frío. Luego vienen los relish y todos los verdes orgánicos, rojos y blancos que se sugieren siempre, humectados con un alioli de ajo.

Se acompaña con unas papas con romero y parmesano que dan ganas de pedir en doble porción desde el principio

Anatole France y Masaryk, Polanco

H P   PORTER


Porter Steakhouse y su pan de sombrerito

En Porter Steakhouse hay tres enormes hamburguesas. Aquí lo que llama la atención es el tipo de pan de la casa que usan, más “panoso” que otros que se rompen fácilmente. Las tres contienen una buena lonja de carne que saben entregar al término que pides.

En la mesa tú le agregas otros argumentos, ya sabes, los de siempre o los que les quieres quitar.

CHICAGO: tocino, queso cheddar, queso mozarella, cebolla crujiente.

PORTER: tocino, queso cheddar, jalapeño y champiñones.

ROYAL: foie, trufa negra fresca, mayonesa de cebollas caramelizadas.

Mención especial merecen sus papas que entregan “al dente” o crujientes, como gustes describirlas. Su precio no es muy considerado por tratarse de una burger, pero el pedigree lo cobran bien, aunque sales contento.

Julio Verne 102, Polanco.


H P   MortonsLos alcances de las burgers de Morton´s

300 gramos del mejor sirloin posible, bien picadito. Es una carne jugosa, con mucho sabor y un nivel de grasa aceptable, que en la cocina matizan con sendas lonchas de tocino, todo metido entre cebolla caramelizada (receta secreta), champiñones, pepinillos, abundante queso cheddar y el resto de los ingredientes que nunca varían de una burger a otra.

Y si piensan que la gente prefiere la cocina más suntuosa de Morton’s a esta enorme burger que parece que te va a morder, en lugar de tú a ella, se equivocan. Morton’s vende un buen número de éstas, y a los ricos de las lomas se las llevan a casa, claro, sus choferes. Las papas son muy buenas. Guarda lugar para el pastel de zanahoria más grande que hayas visto. Totalmente #pornfood

Palmas 405, Lomas

H P   Hamburguesas OKdf OK Burgers de Joan Bagur

Las hamburguesas de Joan Bagur, un chef que se codea con la realeza en Barcelona, donde acaba de abrir su restaurante Oaxaca, y a donde acudió el Bulli casi de inmediato, son un ejemplo de que la simplicidad involucrada en esta receta no tiene por qué saber a restaurante de cadena.

Estas burgers (79 pesos) son de pedigree porque son fabricadas por un gran chef y por los elementos que las construyen. Bagur produce el pan brioche, en su propia panadería. Elije buena carne, un poco más de 120 gramos, y cuando confecciona la de dos pisos, no sabes ni dónde meter la mordida. Lo demás es una sencilla forma de adornarla, aunque le mete un salteado de cebolla, tocino y vino tinto; pero las salsas que te pone enfrente pueden transformar el sabor por completo, como su mahonesa con chipotle.

Te la sirven en una charola, vulgar y cotidiana, cubierta de papel estraza. Tienes que pedir las papas con ajo, son verdaderamente únicas y pídete dos bolsitas de una vez. Finaliza con un brownie.

Amazonas 23 y Yautepec 123


Corte transversal -1 La Burger al estilo de Maycoll Calderón de J&G Grill

Hamburguesa con pan hecho en casa, La carne es 70/30. Eso quiere decir que es una mezcla de filete, NY y ribeye con un 30% de grasa. La ensalada romana tiene vinagre de vino tinto, mayonesa de limón, jitomate y cebolla morada. Todo acompañado de queso pepper Jack, y salsa BBQ, un ungüento insignia de J&G Grill.

Hotel StRegis Piso 1

H P   Palm second image


The Beast en Palm Restaurant de Luis Sordo

Los hombres más poderosos de México se dan cita en The Palm, del chef Luis del Sordo, para atacar, con los diez, uno de estos monstruos. Sólo tiene 400 gramos de carne, una mezcla de rib eye y New York; cebolla frita caramelizada, pepinillos, queso cheddar, y los cortejos de siempre. “Pero aquí, tu puedes diseñar tu propia hamburguesa, con lo que quieras”, dice el Chef.

Esta es una hamburguesa Bozzi. Así se llama uno de los dueños de The Palm. Es una hamburguesa en donde la carne se corta a mano. No lleva conservadores, ni huevo, ni nada. Tiene sus secretos. Si la pides con escalopa de foie gras, el precio si te podría sorprender.

De estas se venden más de 900 burgers al mes en Palm, y mucha gente de pedigree manda a sus choferes por ellas. La han imitado, no han podido alcanzarla.

Hotel InterContinental, Polanco


HP   Burger Lab -1

La de laboratorio de Edgar Nuñez M

Es de Burger Lab foodtruck  pero sigue siendo de pedigree.

Por varias razones, por su chef y sus ingredientes, todos los declarados. Y descrita por el propio Edgar Nuñez, dice:

“Le ponemos carne de rancho Las Luisas (que dicen que es de Fox, decimos nosotros), en específico aguayón, bola negra, cuello y grasa de pato donde confitamos pato. Puedes elegir el pan: brioche, integral o de ajo. También el queso: azul, cheedar, americano o blanco.

Agréguenle lechuga acuosa, jitomate y cebolla morada. “120 pesitos, incluye papitas y si quieres huevo, también”. Lo que quiere decir que el linaje, cuando se justifica con buen producto, simplemente convence. Son sabrosas, sin duda, y en la foto, se ven mejor todavía. Se me olvida, ya son al carbón.

Boulevard de la Luz 777, Pedregal 

Hamburguesas de Pedigree.Gloutonerie -2


Gloutonnerie y su burger con foie gras

¡Enorme! Solo 350 gramos de carne y por si fuera poco, un top de foie que llena todo de sabor y le concede tonos espectaculares. Llega acompañada de unas papas soufflé como para ir a tono con el carácter del bistro. La verdura, la reglamentaria, llega aparte, tú eliges qué y dónde. A mi parecer le sobra cebolla caramelizada porque la inyección de una buena capa de ésta, desequilibra la presencia del foie. La sirven a muy buen término y el pan aguanta los embates. Recomendamos partirla en dos y atacarla ¡con los 10!

Campos Elíseos 142, Polanco

HP   GrillUrbano -1


Grill Urbano y su burgersota

Si al estrujarla el pan cruje, y sientes la textura del contenido en tus dedos, promete. Y ahí va todo: 180 de carne, shitakes, queso de cabra, jitomate sazonado y aderezo de la casa. La fiesta es grande y la burger no se deja, pero hay que domarla. Si la pides en paquete te dan papas y té helado. No pagas arriba de 110. Una ganga para tanto pedigree . Es de Alejandro

Pensylvania 37, Nápoles


hams de pedigree BeefBar

La trilogía de eduardo Morali en Beef Bar

¿De qué color la quieres?

Son tres, y como en boutique, vienen en distintos colores. Las diferencias están en la construcción. Eduardo Morali es un chef demasiado inquieto como para quedarse con la versión clásica, y cuando heredó la negra, decidió crear la suya: la roja. Seguramente le pidieron una clásica y se armó una triada, en donde la mayor virtud se expresa a través de la carne, el pan y los cortejos; es decir, de todo. Así se arman:

La roja: con compota de cebolla, escalopa de foie y alioli.

La amarilla: clásica, con queso gruyere, tocino y aderezo Beef Bar.

La negra: compota de cebolla, crema de parmesano, tocino y aderezo Beef Bar

No sabemos por cuál vayas, pero volverás.

Hotel Camino Real, Polanco

Burger man

Pero si de veras quieres conocer de burgers, consulta a Burgerman y su blog para la Ciudad de Frente o búscalo en FB y TT