136235_tiangong-2-long-march-2ft.jpg

Los chinos se han tomado la producción de vino tan en serio, que acaban de lanzar un cohete que contiene una laboratorio espacial, el cual tiene como misión entre otras cosas, buscar la forma de incrementar la resistencia de brotes de cepas merlot, cabernet sauvignon y pinot noir.

Según publica Decanter China, el Tiangong-2 tiene la misión de buscar formas de mutar el crecimiento del brote en el espacio para fortalecer las plantas y que éstas puedan soportar los climas extremos de China, en regiones como Ningxia, que produce hasta hoy, los mejores vinos chinos. La idea es que las radiaciones espaciales ayuden a lograr estas mutaciones y las plantas se conviertan en las chicas “superpoderosas”, que a su vez lucharán contra los climas extremos de Ningxia y Xinjang.

136236_ningxia-chenggong-group-vines-cabernet-sauvignon-merlot.jpg

El programa es absolutamente ambicioso y prevée el lanzamiento de otro cohete para octubre, en el que viajarán dos astronautas que llevarán a cabo distintos estudios con las viñas, durante al menos 30 días.

En México , en cambio, el gobierno todavía sigue pensando si debe promocionar la cultura del vino y su increíble aceptación a través de las zonas de Baja California, Coahuila, Querétaro y otras. Esa es justo la diferencia entre solamente ambicionar poder y llevarte tu lana a algún paraíso financiero (México) y gobernar progresistamente para el bienestar de las generaciones futuras (China).

(Fotos y fuente: Decanter China)