cardamomo -1

El cardamomo es una semilla originaria de la India, aunque actualmente Guatemala es el mayor productor del mundo. Es de esas especias que una vez que las ensayas las quieres probar con todo. La cocina oriental las contiene. Prácticamente no hay curry sin cardamomo ni un buen arroz basmati, o un helado como el kulfi, que las exima de la receta. Es el principal elemento del tchai, además de las hojas de té, y se prepara un exquisito café con él.

Hay varios tipos de cardamomo, pero el que predomina es el verde. Se utiliza en polvo, en vaina o desprovisto de ella. El aspecto, literalmente es como de una “caca” de rata, perdonando la expresión, y si lo metes a la boca, su sabor es demasiado intenso. Se usa en chicle para mejorar el aliento y ayudar a la digestión.

Una de sus principales cualidades es justamente mitigar problemas gástricos y estomacales; pero también es un agente que ayuda ante problemas respiratorios y asma. En otros casos, sus hojas se secan y se producen cigarros. Un puro aromatizado con cardamomo es verdaderamente embriagante, y una infusión que contenga cardamomo endulzada con miel es fantástica.

La próxima vez que prepares arroz con leche, o un arroz blanco, utiliza unas cuatro o cinco semillas de cardamomo, un poco de clavo y canela. Nos escribimos.